Ir al contenido principal

LA TRAICION DE WENDY

Cuando Peter Pan entró por la ventana Wendy no quiso encender la luz. No quería que Peter descubrirse que ya no era una niña, que ya no podría volar a Nunca Jamás. Pero Peter ya lo sabía, lo sabía desde hace algún tiempo, porque aunque charlaran a oscuras ya no eran las mismas conversaciones. Habían ido cambiando con el paso del tiempo. Wendy creía que si Peter no la veía, nunca lo descubriría. Lo que no sabía es que el niño se lleva por dentro.

Comenzamos un nuevo año lleno de ilusiones. Con ánimos renovados y un poco de inocencia, de esa que creíamos que iba a desaparecer. Inocencia que vuelve a florecer, contagiada tal vez, al ver a los más pequeños ilusionarse dejando galletas y un vaso de leche a los pies del árbol de Navidad.

Quería estrenar año con dos propuestas del Vigo viejo. Juanita, tercer clasificado en el concurso de tapas del Casco Vello. Y, justo enfrente, La Contenta.

Juanita gastrobar.
Joaquín Yanez, 4 | Arco de Quiros36202 VigoEspaña

986951818

Página web









Croquetas variadas en su punto. De sabor y de textura. 
Realmente Wendy dejó de sentirse una niña al probar estos crujientes de langostino.  
Sorprendido por la presentación de las colas de pulpo con tetilla. Un sabor, al principio, un poco dulzón pero al que enseguida te acostumbras y resulta delicioso. 









Delicioso también el risotto de boletus y trufa, un sabor intensísimo. 



Una cocina estupenda y un trato atento y desenfadado hacen de Juanita Gastrobar uno de mis favoritos.


La contenta.
Joaquín Yanez 1VigoEspaña

609 528 962

Peter entró por la ventana y encuentra a Wendy con cara de circunstancias.-Contenta me tienes, siempre de aquí para allá.-

Contenta estaría Wendy si se diera una vuelta por la zona vieja de Vigo. Una zona que me sorprende cada día más. Por su ambiente, sus locales y la calidad de sus cocinas.


Cocina sorprendente, divertida y de una calidad normalita la de La contenta. Una esplendida terraza en uno de los mejores rincones del casco antiguo.






Esta fijación de Wendy por las croquetas le viene de muy pequeña.  Allá a donde va no puede resistirse. Y sobre todo si tienen una pinta como las de La Contenta.
Delicias de pollo con dos salsas, de mostaza y ketchup picante.  
Solomillo de ternera, provolone, patatas asadas y huevos de codorniz. Una pasada, aunque la verdad me esperaba otra presentación. 
Tabla de minihamburguesas variadas, desde wakame hasta ternera con cebolla caramelizada. Muy ricas, falla un poco el pan, pero recomendables. 
Y la sorpresa con mayúsculas, el postre. Tiramisú de Oreo. Un saborcillo de mascarpone con algo de vainilla y las galletas Oreo enteras en el medio. Presentada en un tarrito de mermelada de los de toda la vida. Voy a tardar en encontrar un postre que iguale a este.




Dos opciones, una frente a la otra. Dos precios similares 20-25 euros. Y dos cartas con cosas y cosillas para sorprender.


Que aproveche mis comilones.