Ir al contenido principal

LA RECETA DE.."LA DESPENSA DE CLARA"








Después de nuestra visita a "La despensa de Clara" y para despedirnos de la temporada de cocido, os traigo una receta divertida y diferente usando algunos elementos del cocido tradicional como pueden ser la costilla o el repollo acompañados de pimiento, zanahoria e incluso miel.





PAQUETE DE COSTILLA A LA MIEL


150 gr. de verdura pequeña (guichos)

2 zanahorias 

1 cebolla mediana

1 patata

1 diente de ajo

Costillas de cerdo desaladas durante un día (cambiando el agua al menos 2 veces).




Cocemos todo menos el ajo (es para el wok) y cuando empiece a hervir bajamos el fuego a medio/bajo (en vitro de 0 a 9 lo dejamos en un 4) durante una hora.



Una hora más tarde, en un wok (o tartera profunda) ponemos un diente de ajo cortado a la mitad a dorar a fuego alto.



Picamos media cebolla

1 rabanito en rodajas

1 pimiento mediano rojo 

1 cucharada de miel




Echamos todo al wok, picadito (en brunoise) con 3 cucharones del caldo que hicimos antes y 3 cucharadas soperas de miel.



Salteamos las verduras durante 15 minutos, echamos la miel y removemos. 





Añadimos las costillas cortadas por hueso, tapamos y dejamos 10 minutos bajando un poco el fuego, sin llegar a medio.

Separamos las costillas junto con algo de pimiento y cebolla y separamos la carne del hueso. Troceamos.





Cogemos una hoja de guicho, le cortamos el tallo  y rellenamos con la carne y pimiento. Atamos con hilo de cocina y los metemos en la vaporera de bambú. Dejaremos al vapor durante 20 min.





Mientras haremos la salsa o gelatina. La verdad es que la gelatina queda muy bien para presentar el plato pero a la hora de comer se deshace y queda un poco raro aunque está riquísima. También podemos usar el fondo con la salsa colada, sin gelatinizar con el agar.


Cogemos lo que nos quedó en la tartera o wok, la salsa de pimiento, cebolla y costillas, lo pasamos todo por la batidora y colamos.



(Opcional)
Echamos la salsa en un cazo a calentar y le añadimos una cucharadita de café de agar-agar  (gelatina vegetal), dejamos que empiece a hervir y retiramos.


Añadimos al fondo del plato la suficiente salsa para cubrir el fondo (o al gusto de cada uno). Decoramos con un par de rodajas de rabanito, hojas de lechuga morada y canónigo.



Que aproveche mis comilones.