Ir al contenido principal

BIDO, A Coruña

  Marcial del Adalid, 2. 15005 A Coruña - A Coruña
 reservas@bidorestaurante.es
  +34 881 922 847




Una vez, con casi treinta y diez, quise ser un niño. Había perdido la inocencia o la imaginacion de dar vida a los cuatro muñecos que mi madre todavía conservaba en un cajón. Lo había perdido todo cuando, un día, recibí la carta para presentarme al servicio militar. A lo peor, ya lo había perdido todo cuando en aquel octavo de EGB supe que, en lo que terminaría formandome, no sería aquello que me hacía volar.


Tampoco sabía entonces como dejarme llevar por el viento y auque el tiempo nunca es perdido, siempre te queda aquella incertidumbre de saber como habría sido.



Tampoco quiero ser el lamento de una vieja herida, sobre todo porque el hecho de escribir en este blog, de aprender con la gente que me voy encontrando y las vivencias que voy experimentando hace, de alguna manera, que el tiempo retroceda, que pueda volver a disfrutar como nunca antes lo había hecho y que pueda, sobre todo, volver a jugar y divertirme con lo que nunca he sido.


Y son los platos, como los de Crujeiras y su equipo en Bido, los que me llenan. Los que hacen que fluyan las palabras, las sensaciones y las emociones. Son platos en los que va un poco de cada uno de los integrantes del restaurante. Va un poco de sus temores, ilusiones y ambiciones. Cada bocado forma parte de algo personal que, en ese preciso momento, despierta aquello en mí que un día fué un sueño.


Mientras sigo esperando que nieve en agosto, voy disfrutando de  platos tan espectaculares como los del Bido en A Coruña. Sencillez y complejidad se juntan en cada uno de ellos para hacer que sueñes despierto.


Juan Manuel Crujeiras, Eva Arba, Marisol Meijido, .... hacen en esa cocina mágica que todo sea posible, y sumado a la profesionalidad de la gente de sala hacen de Bido un lugar donde todos tus sentidos (o sentimientos) despiertan si o si.


Como el entrante, una sopa de grelos llena de sabor y recuerdos. Sabores tradicionales que en un día de frío y lluvia reconfortan el espíritu además del cuerpo.



Como también las vieiras.



O el huevo, patata, foie de pato y trufa.


Y el canelón de gallo de Mos.


O la merluza de Celeiro con verduritas.


También el cerdo laqueado tiene un sitio en el altar.





Y la sencillez de los postres nos mostraba todo el esplendor del sabor. Como en el resto de los platos, el sabor es el protagonista principal dejando a un lado técnicas o saltos al vacio con doble tirabuzón.

Manzana Tatín: manzanas caramelizadas, helado de manzana asada, galleta de canela y sopa de manzana golden.





Chocolate: Bizcocho Sacher, cremoso de chocolate, café y toffe, con salsa de gianduja, crujiente de habas de cacao y helado de pera.




Bido es la clara evidencia de que, en cocina, no hace falta inventar nada nuevo, simplemente un poco de imaginación es suficiente para que los sentidos resuciten. Unos platos maravillosos de una cocina en estado puro.




La tradición es el futuro mis comilones.









 Marcial del Adalid, 2. 15005 A Coruña - A Coruña
 reservas@bidorestaurante.es
  +34 881 922 847